Postboda en Roma: Antonio y Ana

Postboda en Roma: Antonio y Ana

Antonio y Ana nos brindaron recientemente la oportunidad de visitar Roma. Viajar y hacer fotografías, dos pasiones unidas que nos proporcinaron la mejor inspiración.

Rescatando los atuendos

Cualquier pareja que ha contraído matrimonio, sobre todo en el caso de ellas, desea tener la ocasión de ponerse de nuevo el traje del día del enlace, y la verdad es que la sesión postboda proporcionan la mejor excusa.

La de Antonio y Ana fue una postboda de manual, puesto que los novios (ya esposos) captaron bien la esencia de este reportaje. Ya sin los nervios de la boda ni el estrés que en muchos casos suponen los preparativos, la pereja tiene la oportunidad de escoger cualquier lugar, aunque esté lejos, para hacer unas fotos espectaculares.

Así pues, Antonio volvió a vestir su pantalón negro con camisa blanca y tirantes o chaquetilla de cuadros, y Ana su ceñido vestido blanco y apliques dorados cayendo desde los hombros hasta la cintura.

Espectacular postboda en Roma

Roma es una ciudad muy asociada al amor romántico. Una historia bonita, como la de Ana y Antonio, tiene necesariamente que encontrar en este lugar del mundo su mejor escenario para una hermosa sesión de fotos. Besos, risas, miradas, gestos… Un amor ajeno al ir y venir de los transeúntes, enfrascados en sus propias prisas, mientras el tiempo parece detenido cuando Antonio y Ana se abrazan cerca de ellos. Imágenes de película.

A la complicidad de los novios, por supuesto, se suma la belleza de la ciudad, por lo que el resultado no puede ser más que excelso. Con el equipo técnico apropiado y puesto a punto y nuestra dilatada experiencia, se trata de esperar el momento justo para hacer disparos que extraigan toda la belleza de lugares como el Coliseo, la Fontana di Trevi o la Plaza de San Pedro del Vaticano. A ello se añade un plus especial y único: la pareja conformada por Ana y Antonio. Digno de postal.

postboda-en-roma-mary-guillen-fotografa

Mary Guillén Fotógrafa

Postboda en Roma: Antonio y Ana