Hacienda El Rosalejo en Cádiz – Germán y Miranda

Germán y Miranda: Hacienda El Rosalejo en Cádiz

En Hacienda El Rosalejo el amor no conoce fronteras, y bien pudimos comprobarlo en la boda de esta pareja tan espléndida. Él es español y ella escocesa. Viven en Londres y se casaron en Cádiz, en una jornada cargada de emociones y en el que la hacienda demostró que, con un buen escenario, no hace falta nada más.

La peculiar boda de Germán y Miranda

Lo que hace ilusión de casarse no es tanto llevar un bonito traje, que la decoración esté muy cuidada o que la ceremonia sea muy personal. Todo ello influye mucho, por supuesto. Pero, por lo general, lo que más gusta de esa jornada es reunir a todas las personas importantes en la vida de los novios, amigos y familiares, en una jornada única e irrepetible a la que muchas parejas no están dispuestas a renunciar.

Desde esta perspectiva, solo hay que imaginar la ilusión de la novia por, como plus, poder ver a sus allegados en Cádiz venidos desde Escocia. Toda su familia se desplazó al sur y se maravilló con nuestra idiosincracia y nuestra cultura, en una boda de lo más ecléctica.

La boda en Hacienda El Rosalejo

Hacienda El Rosalejo deja claro que cualquiera de sus rincones es una maravilla desde el primer momento. No hay más que ver la habitación de la novia, donde empezamos, con detalles muy barrocos. Ya entonces, rodeada de sus íntimas, vinieron las primeras lágrimas de emoción.

La ceremonia tuvo lugar en un amplio jardín con bonitas vistas a llanos y lomas, en un día totalmente despejado. Para impregnar el ambiente de Escocia, no faltaron los gaiteros, vestidos de forma impecable y trayendo esos característicos sonidos celtas.

Las damas y caballeros de honor de ambos nos ayudaron a completar bonitas fotos, destacando también el atrezzo propio de Hacienda El Rosalejo como el bonito sofá de madera tapizado en coral o los detalles naturales de sus jardines y caminos.

Fueron sus rincones y la luz crepuscular la que nos ayudó a extraer toda esa magia que irradia la pareja. Por ejemplo, en el jardín de estilo colonial con estanques. O bajo su estructura de forja enredada de plantas y luces.

Tampoco faltó en Hacienda El Rosalejo el espectáculo con caballo y flamenca. Una boda muy completa.

Postboda en Londres

Es el lugar de residencia de los novios y querían que formara también parte de sus recuerdos. Allí estaban sus rojas cabinas, el Big Ben y la abadía de Westminster, el puente de Milenio o el London Eye para servir de testigos. Mirando las imágenes, no hace falta decir más.

Chicos, gracias por hacerme partícipes de vuestro gran día, espero que seáis muy felices!!

Podéis ver muchas más bodas pinchando AQUÍ

hacienda-el-rosalejo-cadiz-mary-guillen-fotografa

Mary Guillén Fotógrafa

Hacienda El Rosalejo en Cádiz