10 Consejos para fotografiar la Primera Comunión

Algunos padres, y sobre todo algunas madres, pasan más nervios preparando la primera comunión de sus hijos que cuando prepararon su propia boda. Relajaos, os dejo algunos consejos para que llevéis este tema con más tranquilidad.

1. Las fotos NO son lo más importante.

Lo importante son vuestros hijos. Que el día de su comunión se lo pasen bien, que los valores que queréis que aprendan les lleguen y, sobre todo, que paséis un gran día en familia.

2. El precio puede ser un factor.

Si sólo buscáis precio quizá no encontréis el estilo que queréis. Algunos acabados (encuadernados, tipos de papel, traslados…) condicionan el resultado final y todo eso cuesta dinero, pero por cantidades modestas se pueden hacer grandes cosas.

3. Tienen que gustar no solo las fotos sino cómo se trabaja.

Los niños se cansan mucho antes de todo, han de divertirse para prestar atención, han de confiar en la persona que va a fotografiar la primera comunión para que se puedan sentir ellos mismos. Es la única manera de conseguir imágenes naturales.

4. Cuidado con los posados imposibles.

Las fotos de primera comunión y fotografiar la primera comunión en posados imposibles, con un rosario o apoyados en una columna son más complicadas (y se llevan menos) en el sentido de que al no ser un entorno o una pose natural el niño se suele sentir más incómodo.

5. No atosigar al niño.

Ni se te ocurra decir “sonríe pero no mucho, que se te ve el hueco del diente” estarás alimentando un complejo. Los niños salen bien en las fotos cuando están cómodos, cuando son ellos mismos. Hay niños más alegres y otros más tímidos, nadie es perfecto y debemos asumir que nuestros hijos no tienen por qué parecerse a nosotros y que tienen su propia personalidad.

6. Mejor solos, al menos un rato.

Si empezamos el reportaje de fotos de primera comunión y toda la familia está mirando quizá el niño se sienta intimidado o le de por hacer muecas y tonterías para agradar. Se pueden hacer fotos con los hermanos, pero dentro de un orden. Muchos niños (sobre todo las niñas) suelen estar incómodos con una ropa que por lo general no es cómoda y que los convierte en el centro de todas las miradas.

7. Los niños niños son.

Son niños, si te parecen novios algo falla… Los trajes de comunión, para ellos, son como disfraces, si no están cómodos en sus trajes o no les gusta lo van a transmitir a sus fotos, eso seguro. Lo mismo ocurre con el peinado, no se debe cambiar el estilo de un niño.

8. No cortar el pelo el mismo dia.

Sobre todo a los chicos que llevan el pelo corto. Dónde el sol no ha llegado la piel está más blanca.

9. Personalización.

No olvidar algún detalle que haga de las fotos algo más personal, un juguete que le guste, los niños se portan mejor si están rodeados de cosas que les gustan.

10. Si queréis que algo salga en la foto, decidlo.

Los fotógrafos no somos telépatas, si al fotografiar la primera comunión quieres que se vea esa medalla de la abuela o ese librito que tú llevabas decidlo.

Para concluir dos anotaciones: Vestid a los niños como si fueran a hacer la comunión ese mismo día pero sobre todo DISFRUTAD, son vuestros hijos y las fotos de primera comunión EL RECUERDO.