Fotografía de boda en Teruel: Álvaro y Raquel

Fotografía de boda en Teruel: Álvaro y Raquel

De los lugares más remotos a los más cercanos, de los más castizos a los más exóticos, de los más monumentales a los más naturales. Nuestro equipo asume cada trabajo como un nuevo reto, porque se lo debemos a las parejas y porque, además, descubrimos lugares impresionantes.

Con Álvaro y Raquel, una pareja 10, nos fuimos a Teruel para hacer sus fotos de Postboda.

Ella es de Montalbán, en la provincia, y él es sevillano, de Aznacóllar. Su historia de amor tenía que ser contada en ese lugar que, a finales de los 90, clamaba para recordar su existencia. Teruel existe, y vaya que sí.

Fotografía de boda en Teruel: Montalbán

El pueblo de la novia fue uno de los enclaves acordados para las fotos de postboda. Las parejas suelen elegir un entorno que, además de significar algo para ellos, sea bonito. Y Montalbán lo reúne todo.

Se trata de una villa y municipio que es capital histórico-cultural de la comarca turolense de las Cuencas Mineras. A orillas del río Martín y con cerros recortando el horizonte, destaca su Iglesia de Santiago el Mayor, un monumento muy significativo del arte mudéjar aragonés y que nos sirvió para hacer bastantes disparos. La pareja estaba henchida de felicidad, por el añadido de ser un lugar que despierta muchos recuerdos en la novia.

Peñarroyas y Albarracín

A Montalbán, precisamente, pertenece la localidad de Peñarroyas, un lugar con 13 habitantes donde es poco probable no encontrar la paz o la inspiración. Sus entornos naturales hablan por sí solos, como sucede con los cañones del Ródeno. También fue una de las localizaciones para nuestra fotografía de boda en Teruel.

¿Y qué decir de Albarracín? Suele aparecer en los listados que reúnen a los pueblos más bonitos de España, muchas veces en el puesto más alto, así que seguro que os suena. Su conjunto histórico, declarado bien de interés cultural, dio mucho juego con sus diferentes alturas, siempre con belleza de fondo. Cualquier rincón de este lugar nos invitaba a disparar, en planos muy diferentes que, junto a la complicidad de los novios, no podían más que salir bien.

Esperamos que Álvaro y Raquel disfruten de su álbum tanto como nosotros hemos disfrutado haciendo sus fotos de postboda.

Sed Felices chicos!!

 

fotografia-de-boda-en-teruel-mary-guillen-bodas

Mary Guillén Fotógrafa.

Fotografía de Boda en Teruel