Boda en Hacienda San Miguel de Montelirio: José Manuel y Yasmina

Boda en Hacienda San Miguel de Montelirio: José Manuel y Yasmina

La primavera es una de nuestras estaciones favoritas para trabajar. Brotan las flores y su aroma y colorido impregnan el ambiente. Brilla el sol y apetece salir, estar en la calle, relacionarse con los demás. Todo hace que estemos muy inspirados, también en nuestro estudio.

La primavera ayuda, pero hay veces en las que da igual qué tiempo haga o qué equipo lleves si te encuentras a una pareja como José Manuel y Yasmina, con un lugar como Hacienda San Miguel de Montelirio. Van a hacer de todas formas que el resultado sea sublime.

Detalles

Una pareja pasa mucho tiempo preparando su boda. Lo hacen juntos y con la máxima ilusión por lo que ésta significa en sus vidas, porque quieren que su día sea inolvidable. Han marrado cada detalle, sin dejar nada a la improvisación. Todo suma y todo tiene que aparecer en el recuerdo que conservarán en forma de álbum de fotos.

Los zapatos de la novia, las alianzas, los trajes, los peinados… Pero, sobre todo, las personas. La familia que comparte el nerviosismo de los novios mientras se preparan en la intimidad de sus hogares, que dan un abrazo en el momento justo, que dejan su nombre escrito en la suela de un zapato. Hay que estar en todo.

Hacienda San Miguel de Montelirio

La Hacienda San Miguel de Montelirio es uno de los muchos enclaves que dan buen cuenta del esplendor del campo sevillano y de lo característico de la cultura andaluza.

Sus sorprendentes exteriores y no menos bellos interiores nos ofrecieron innumerables rincones para realizar disparos de lo más creativos, que dan como resultado fotos verdaderamente hermosas.

Arte y poderío

Como decíamos, José Manuel y Yasmina son capaces de llenar por sí solos cualquier espacio, contribuyen a que cada fotografía sea un obra de arte. Se trata de estar en el momento justo, ese en el que ellos van a sorprender y maravillar con su espontaneidad y con su arte.

El flamenco corre por sus venas y lo demostraron a cada momento. Nadie parecía querer perderse esa sevillana tan bien bailada sobre una alfombra de granos de arroz y de pétalos, ni siquiera las palomas que gozaban de un punto de vista privilegiado desde las alturas.

¡Felicidades a los novios y gracias por confiar en nosotros!

Y vosotros…sed felices!!

boda-en-hacienda-san-miguel-de-montelirio-mary-guillen-fotografa

Mary Guillén

Boda en Hacienda San Miguel de Montelirio