Boda en Hacienda El Vizir : Álvaro y Raquel

Boda en Hacienda El Vizir: Álvaro y Raquel

Está claro que cada boda es especial, entre otras cosas, porque es una oportunidad única para tener la ocasión de juntar a tantos seres queridos en torno a sí en un ambiente emotivo y festivo tan peculiar.

Por eso mismo, por lo de ser irrepetible, hay parejas que deciden ir más allá y preparar, más que una boda especial, una boda de ensueño. Y esa fue la elección de Alvaro y Raquel.

Para ello, los enclaves escogidos deben tener un protagonismo especial, proporcinar un escenario perfecto para crear recuerdos inolvidables. El equipo que rodea a los novios en su gran dÌa tampoco puede fallar.

El gran día de Álvaro y Raquel

Desde muy temprano, el equipo de Mary Guillén se encontraba listo para captar todos aquellos momentos que luego servirán para refrescar la memoria, para mantener vívidos los instantes de un dÌa tan especial.

Hicimos la primera parada en el Hotel Casas de la Judería que, ciertamente, sumergen al visitante en una Sevilla desconocida: tiene decenas de patios, túneles y laberínticas callejuelas interiores que permiten al lugar derrochar magia.

Con Raquel se encontraban las elegidas para potenciar toda su belleza natural en el gran día, Rosario Domínguez y Manoli Serrana, respectivamente, su maquilladora y su peluquera. Cada una en su parcela, realizaron un trabajo sublime.

Las habitaciones de ambos comenzaron a llenarse pronto de entusiastas amigos y amigos, felices por compartir el gran dÌa con la pareja y deseosos de convertirlo en inolvidable.

En el momento justo, la novia se enfundó en su delicado vestido de Pronovias, un modelo en el que la marca, como siempre, ha sabido imprimir su sello: la elegancia de la sencillez llevada a su máximo exponente, en una pieza lisa con detalles en mangas y espaldas, y con una gran cola. Lo último era subirse a sus coquetos zapatos de Secretos de Novia.

Antes de llegar a la iglesia, las primeras fotos grupales del día fueron disparadas. Son la mejor herramienta para romper el hielo, aligerar nervios antes de una ceremonia con muchas emociones.

Boda en Hacienda El Vizir

La ceremonia tuvo lugar en la iglesia de El Salvador de Sevilla, un lugar también emblemático y muy acorde a lo que la pareja quería para su gran día. Sin duda, es uno de los mejores sitios de la ciudad para celebrar un enlace de ensueño.

Siendo ese el objetivo, una boda en Hacienda El Vizir no podía ser más que un acierto. En pleno Aljarafe y propiedad del rejoneador Fermín Díaz, en ella se respira la esencia del campo andaluz. Sus patios andaluces coronados con tejados moriscos, sus paredes blancas o los artesonados mudéjares de sus salones nos sirvieron para componer fotografías que pueden juzgar ustedes mismos.

Por supuesto, contribuyeron a tales estampas los cariñosos novios, que tuvieron muchos detalles con sus familiares y amigos; y los invitados, que engradecieron una boda con muchas sorpresas. Entre otras, no podían faltar los que hacían a Aragón presente, la tierra natal de la novia.

Álvaro y Raquel, os deseo toda la felicidad del mundo, sois muy especiales y os lo merecéis.

Espero que os guste mi trabajo.

 

boda-en-hacienda-el-vizir-mary-guillen-fotografa-de-bodas-en-sevilla

 

Mary Guillén

Boda en Hacienda El Vizir : Álvaro y Raquel